10 Alimentos Prohibidos Para los Perros y Sus Razones

10 Alimentos Prohibidos Para los Perros y Sus Razones

¡Nunca le des estas comidas a tu peludo! En esta lista repasaremos 10 alimentos prohibidos para perros y por qué deben evitarlos.

Muchas visitas al consultorio del veterinario son el resultado de intoxicaciones por la ingesta de alguno o varios de estos alimentos, ya sea de forma intencional o por accidente.

Existen varias comidas que son altamente dañinas para los perros, algunas incluso parecen inofensivas pero pueden llegar a ser mortales para nuestros peludos amigos.

👇🏼 Te Recomendamos que Veas esto 👇🏼

Muchos propietarios suelen ceder ante los encantos de sus perros cuando les piden comida en la mesa o cuando les ven con algo delicioso en las manos.

El hecho de que un perro muestre cierto gusto o atracción hacia algún alimento en específico no quiere decir que sea la opción más saludable para ellos.

Es importante que conozcas cuáles son los alimentos que pueden comer y cuáles no, por ello te invitamos a seguir leyendo el artículo para descubrir más al respecto.

1. Uvas y pasas

Las uvas y las pasas en cualquier presentación (incluidas las que se encuentran en las barras de cereales y los productos horneados) son terriblemente dañinas para el sistema renal, no sólo de los perros sino de otros animales, así lo publicó un estudio realizado entre 1994 y 2007 por la Veterinary Poisons Information Service en Londres.

La ingesta de una cantidad considerable de uvas puede llegar a ocasionar insuficiencia renal y posteriormente la muerte del can, aunque por suerte, según la investigación estos casos ocurren con menor frecuencia.

Aunque no todos los perros suelen llegar a ese punto o incluso a presentar síntomas por razones aún desconocidas, lo mejor es evitar que las consuman para estar libres de riesgos.

Si tu perro come uvas o pasas es probable que presente síntomas como:

  • Vómitos (lo más común en estos casos)
  • Diarrea, pérdida de apetito
  • Letargo
  • Dolor abdominal dentro de las primeras 24 a 72 horas luego de comsumir el alimento.

Ciertamente, cualquier perro que presente vómitos o síntomas similares luego de comer uvas debe ser llevado a urgencias por una posible lesión renal para ser tratado de inmediato.

alimentos prohibidos para perros - Uvas y pasas

2. Cebolla, ajo y similares

Vegetales como la cebolla, el ajo, el cebollín o cebolla de verdeo pertenecen a una misma familia conocida como Alliaceae, y otra característica que tienen en común es la presencia de organosulfóxidos.

Estos componentes que se encuentran en las cebollas pueden ocasionar una enfermedad conocida como "anemia con cuerpos de Heinz", un tipo de anemia hemolítica que destruye los glóbulos rojos. Esto además puede generar otras afecciones médicas graves, incluida la falla renal.

Las señales que aparecen como consecuencia de este tipo de anemia incluyen:

  • Encías pálidas
  • Aumemto de la frecuencia cardíaca
  • Debilidad
  • Letargo

Puede que el perro también presente otras señales de intoxicación como diarrea, vómitos y presencia de sangre en la orina.

Es importante resaltar que esto no sólo puede ocurrir si el perro ingiere cebollas crudas, los síntomas de intoxicación pueden presentarse también si las come cocidas, deshidratadas, o básicamente en cualquier presentación.

Si tu perro come cebollas, ajos u otros, como primeros auxilios puede tratar de inducir el vómito, el tratamiento también puede incluir administrar carbón activado para absorber toxinas adicionales, atención de apoyo y transfusiones de sangre y/o administración de oxígeno, así como una estrecha vigilancia.

3. Chocolate

Puede que ya hayas escuchado acerca de que el chocolate es conocido por ser un alimento prohibido para los perros, y ciertamente lo es, pero, ¿por qué exactamente?

Para explicar esto, debemos centrarnos en uno de los componentes básicos del chocolate: la teobromina, un alcaloide similar a la cafeína responsable de esa sensación adictiva que nos provoca el chocolate pero que al ser consumido en grandes cantidades puede causar estragos en el organismo.

Por suerte para los seres humanos, las cantidades de teobromina presentes en cada cuadrito de chocolate son inofensivas, pero en el caso de los perros incluso siendo bajas son sustancias que no pueden metabolizar de la misma forma que nosotros.

Si tu perro come chocolate en bajas cantidades puede comenzar a presentar síntomas de malestar como:

  • Diarrea
  • Vómitos
  • Malestar general

Ambas son respuestas naturales del cuerpo para intentar eliminar la sustancia que le ha caído mal, pero pueden variar en cada perro, dependiendo principalmente de la cantidad que este haya ingerido en relación al tamaño del can.

Por otro lado, mientras más grande sea la cantidad que consuma los efectos serán de mayor gravedad, en un caso de esa magnitud debes llevar a tu perro inmediatamente al veterinario para iniciar un tratamiento de desintoxicación.

4. Cafeína 

¿Recuerdas lo que mencionamos sobre la teobromina en el chocolate? Pues, los efectos de la cafeína en los perros son bastante similares, debido a que también es una metilxantina, o un alcaloide altamente estimulante para el sistema nervioso. Y es que justamente, esta sustancia afecta principalmente al sistema nervioso y cardiovascular.

La cafeína está presente en cientos de nuestras bebidas favoritas, no sólo en el café, sino también en refrescos, té, bebidas energéticas, entre otras.

Las fuentes comunes de intoxicación por este compuesto incluyen las pastillas de cafeína, granos de café puro, café regular, grandes cantidades de té o incluso de chocolate.

Si tu perro consume cafeína de algún tipo, puede que inicialmente lo notes muy inquieto y con señales de hiperactividad.

Estos síntomas pueden ir seguidos de

  • Vómitos
  • Jadeos excesivo
  • Debilidad
  • Aumento del ritmo cardíaco
  • Temblores musculares
  • Convulsiones (en casos graves)

El veterinario puede intentar inducir el vómito utilizando carbón activado. El tratamiento también incluye atención de apoyo con terapia de fluidos, medicamentos para controlar los síntomas y un control cuidadoso.

alimentos prohibidos para perros - Cafeína

5. Nueces de Macadamia

Si bien no todos los frutos secos representan un riesgo para la salud de los perros, es cierto que las nueces de macadamia deben estar completamente fuera del alcance de tu peludo amigo, tampoco debes dárselas como snack o premio.

Ten en cuenta que no nos referimos únicamente a la presentación natural de las nueces enteras, ya que igualmente se pueden encontrar en variedad de recetas de pasteles y galletas.

Los perros que comen nueces de macadamia junto con otras toxinas, como el chocolate, pueden necesitar un tratamiento más agresivo y correr un mayor riesgo de sufrir complicaciones en el proceso.

Actualmente se desconoce la causa exacta detrás de la toxicidad en las nueces de macadamia, pero se sabe que las consecuencias negativas de su consumo solo se han manifestado en perros.

Justo como ocurre con las pasas y las uvas, la sensibilidad de cada perro a las nueces de macadamia puede variar, al igual que la cantidad de nueces necesarias para provocar una intoxicación.

Los síntomas derivados de la ingestión de estas nueces suelen aparecer dentro de las primeras 24 horas posteriores a su consumo, e incluyen:

  • Vómitos
  • Dolor abdominal (principalmente si hablamos de cantidades pequeñas)
  • Temblores
  • Falta de coordinación

Por otro lado, si tu perro come una gran cantidad de nueces de macadamia pueden aparecer otros síntomas como:

  • Letargo
  • Fiebre
  • Ligeros cambios en la química sanguínea (en los triglicéridos y algunas enzimas)
  • Rigidez muscular
  • Debilidad en las patas traseras

El tratamiento usualmente incluye el lavado estomacal para eliminar completamente la toxina, además de terapia de fluidos, medicamentos contra las náuseas, analgésicos y relajantes musculares.

Es posible que se necesite oxígeno si se presentan señales de dificultad para respirar, sin embargo, el pronóstico es relativamente favorable con el tratamiento adecuado.

6. Eritritol (Endulzante)

Si el nombre no te suena, el eritritol es un tipo de endulzante libre de azúcar que se utiliza frecuentemente en la goma de mascar, caramelos, mantequilla de maní, y en muchos productos sin azúcar, no sólo alimentos sino también cosméticos o de higiene personal como la pasta de dientes.

En los perros, este compuesto químico estimula al páncreas para que secrete insulina, provocando una disminución en los niveles de azúcar en sangre o hipoglucemia, lo que a su vez afecta las funciones regulares del organismo.

En casos graves, el consumo de eritritol también puede causar insuficiencia hepática, sin embargo, no existe una dosis exacta del compuesto que determine si los daños serán de mayor o menor gravedad.

Para que tengas una idea, un solo chicle puede provocar hipoglucemia en un perro de 20 libras; y un paquete de chicles puede causar daño hepático, pero como mencionamos, puede variar de un perro a otro.

Si tu perro consume algún producto con eritritol los síntomas aparecerán casi de inmediato, dentro de los 30 a 60 minutos posteriores a la ingestión e incluyen:

  • Debilidad
  • Colapso
  • Falta de coordinación en los movimientos
  • Convulsiones

En caso de insuficiencia hepática, pueden ocurrir dentro de las 72 horas.

El veterinario puede inducir el vómito, pero en muchos casos, esto no es una opción viable ya que este compuesto se absorbe rápidamente.

Cuando los perros cuentan con niveles bajos de azúcar en la sangre necesitan recibir un tratamiento a base de dextrosa por vía intravenosa, además de estar bajo vigilancia médica por algunos días.

Muchos perros tienen un buen pronóstico y mejoran en poco tiempo si se actua con rapidez, aunque cuando se produce un daño hepático este puede ser permanente y por lo tanto requerirá controles médicos de por vida.

7. Alcohol

Todas las bebidas alcoholicas son altamente perjudiciales para los perros y para cualquier otro animal, ya que su organismo no cuenta con las características necesarias para metabolizar esta sustancia.

Estas bebidas contienen etanol, un compuesto químico tóxico que provoca depresión respiratoria, daños en el sistema nervioso central y acidifica la sangre.

Incluso pequeñas cantidades de etanol como las que se encuentran en levaduras y masas fermentadas pueden provocar una intoxicación.

Los síntomas incluyen:

  • Sedación
  • Depresión
  • Letargo
  • Sensación de ebriedad
  • Sed excesiva
  • Micción excesiva
  • Convulsiones y/o coma

El organismo absorbe el etanol con mucha rapidez, por lo que si tu perro bebe o consume alcohol de cualquier tipo es importante buscar atención médica con urgencia.

Por lo general, inducir el vómito resulta inútil, y el tratamiento incluye la terapia de fluidos y medicamentos para controlar los síntomas.

alimentos prohibidos para perros - Alcohol

8. Levaduras, Masas y Panes

Se suele debatir mucho acerca de si el pan o las masas cuentan como alimentos prohibidos para los perros.

No todos los panes son tóxicos, pero hay excepciones, no se trata sólo del pan o los productos horneados en sí sino más bien la levadura que se utiliza para que adquieran esa textura esponjosa.

La levadura requiere de ciertas condiciones de temperatura para que las bacterias que contiene puedan proliferar, haciendo que la masa suba e incremente su tamaño, y lamentablemente, el estómago de los perros cuenta con esas condiciones.

Si tu perro come algún alimento crudo que contenga levadura, esta seguirá subiendo, distendiendo o hinchando su estómago más de lo normal y liberando niveles tóxicos de etanol directamente en la sangre, lo que supone un peligro ya que se compara con la intoxicación por alcohol.

Los síntomas pueden incluir

  • Debilidad
  • Marcha inestable o ebria
  • Depresión del sistema nervioso
  • Hipotermia
  • Convulsiones y hasta el coma

En el caso de la masa cruda, se utilizan tratamientos similares para los síntomas de toxicosis por alcohol (etanol). Es posible que se necesiten tratamientos adicionales si la masa se expande lo suficiente como para causar un dolor intenso o una obstrucción en el tracto gastrointestinal.

Cuando el caso se complica demasiado, puede que se necesite recurrir a una intervención quirúrgica de emergencia.

También existen casos en los que los perros pueden ser alérgicos o intolerantes a otros de los ingredientes que contiene el pan y algunas masas horneadas, como por ejemplo el trigo o el gluten, los síntomas de esto incluyen vómitos, diarrea, comezón y en algunos casos úlceras en la piel.

Levaduras, masas y panes

9. Huesos de frutas y Semillas

Este caso guarda algo de similitud con el de los frutos secos, hay una gran variedad de frutas que son aptas para el consumo de los perros, incluso aportan grandes beneficios para ellos, pero debes asegurarte de investigar previamente o consultar con el veterinario si tu perro puede comer una determinada fruta.

Lo mejor es evitar ofrecerle frutas que contengan muchas semillas.

Las semillas presentes en frutas como la manzana, los huesos de cereza, durazno o ciruela contienen pequeñas cantidades de una toxina conocida como cianuro.

Aunque toxicidad del cianuro por la ingestión de huesos de frutas es muy rara en los perros, ya que generalmente tienen que ingerir una gran cantidad y tienen que romper o aplastar la parte exterior del hueso para exponerse a la toxina.

Si tu perro presenta señales de intoxicación por cianuro puede que notes:

  • Babeo excesivo
  • Espasmos musculares
  • Micción incontrolada
  • Diarrea
  • Convulsiones y/o coma

En algunos casos, hay antídotos disponibles para este tipo de intoxicaciones. Otros tratamientos incluyen terapias con oxígeno, abundante líquido y vigilancia constante.

Un problema más común con las semillas y los huesos de fruras es que los perros pueden tragarlos accidentalmente y esto puede causar una obstrucción en los intestinos, y si esto ocurre se requiere cirugía para extirpar la fosa.

Huesos de frutas y semillas

10. Alimentos podridos o mohosos

No alimentes a tu perro con algo que no comerías ni tu mismo.

Cuando veas alimentos, frutas y vegetales dañados o en mal estado dentro del refrigerador debes desecharlos, o en su defecto aprovecharlos para hacer compost, pero nunca debes dárselos a tu perro, de igual manera, debes tener cuidado al colocarlos en el bote de la basura, ya que tu perro puede tomarlos de allí para comérselos.

La mayoría de las veces, el consumo de alimentos en mal estado hacen que el perro sienta malestar estomacal con vómitos y diarrea.

En casos más graves, puede producirse pancreatitis (inflamación del páncreas), que también puede causar dolor abdominal intenso, pérdida de apetito e incluso síntomas más graves.

Además, los alimentos mohosos pueden contener micotoxinas que causan:

  • Temblores musculares
  • Se tambalea al caminar
  • Convulsiones en casos graves

Las frutas mohosas o podridas pueden segregar etanol, causando efectos similares a los de la ingestión de alcohol o masa de levadura.

Si tu perro consume alguno de estos alimentos prohibidos, será de vital importancia llevarlo al veterinario de inmediato, ya que a menudo es necesaria la atención de apoyo y la hospitalización con líquidos y medicamentos adicionales para combatir los síntomas.

También te puede Interesar esto 👇🏼👇🏼

Subir

Este sitio web utiliza cookies: Leer Más