Cómo Enseñarle a tu Perro a Saludar o Dar la Pata

¿Cómo puedo enseñarle a mi perro a dar la pata?

Dar la pata es una de las órdenes más comunes y adorables que muchos desean enseñarle a sus perros.

Es por ello que en este artículo te daremos todos los pasos a seguir para que puedas enseñársela de forma fácil y sin problemas.

Todos amamos que nuestras mascotas aprendan nuevos trucos. Resulta un proceso altamente gratificante y que refuerza tanto la relación "amo-mascota" como la comunicación con nuestro gran amigo.

Sin embargo, como todo, esto requiere una gran cantidad de paciencia de tu parte como líder para que el perro aprenda a dar la pata o saludar correctamente.

¿Cómo puedo enseñarle a mi perro a dar la pata?

Este truco es muy popular entre los amantes de los perros, un truco sencillo y práctico, perfecto si estás iniciando en el adiestramiento canino.

Lo primero que debes saber es que tu perro previamente debe reconocer y cumplir con la orden de "sentado" antes de comenzar a dar la pata.

Al enseñarle este o cualquier otro truco a tu perro no es necesario que aprendas a hablar alemán o inglés (dos de los lenguajes más utilizados en el adiestramiento canino).

Este es un mito bastante común, pero la realidad es que puedes utilizar términos con los que estés más familiarizado dentro de tu idioma nativo.

La principal razón por las que dichos idiomas se emplean tanto a la hora de adiestrar perros, es porque contienen palabras cortas y con un tono algo fuerte pero conciso y directo, características a tomar en cuenta cuando le estes enseñando un una nueva orden a tu fiel amigo.

La paciencia es la clave

Trata en lo posible de mantener una actitud firme pero sin ser excesivamente neutral, serio, o por el contrario, demasiado alegre, felicítalo cuando la cumpla correctamente pero no sobreactues.

Quizás pueda sonar bastante obvio, pero es muy importante que seas paciente y no te desesperes si tu perro no aprende a dar la pata en unas pocas sesiones, no subestimes su inteligencia.

Todos tienen un ritmo de aprendizaje distinto, por eso, la constancia y la práctica son imprescindibles cuando se trata de enseñarles a dar la pata o cualquier otro truco.

Pasos para enseñarle a dar la pata

1. Vincula una palabra a la orden:

Puedes emplear la palabra que más te guste, pero siempre teniendo en cuenta que el término utilizado para dar la orden sea lo más corto posible y con un sonido fuerte que los diferencie de cualquier otra que conozca o que quieras enseñarle a futuro.

Te recomendamos utilizar palabras como "saluda", "cinco", "pata", "chócala" o similares.

Al inicio del entrenamiento puedes iniciar usando una sola palabra para evitar confusiones.

Más adelante puedes incluso emplear dos palabras distintas para diferenciar una pata de la otra, aunque esto depende en gran medida de lo que quieras lograr, de ser así es importante que alternes la orden a medida que le vayas enseñando.

Una opción es escoger un término principal para dar la orden (por ejemplo "pata") , y luego simplemente cambias a otro como "esta" o "la otra".

Una vez que hayas elegido tu palabra para expresar la orden debes mantenerla siempre y no cambiarla, esto podría hacer que tu perro se confunda y tarde más en aprenderla.

Recuerda que debes ser muy metódico y conciso con las órdenes, esto facilita que tu perro las asimile de una forma más sencilla y rápida.

2. Empieza llamando su atención:

Debido a su glotonería y excelente olfato, puedes hacerlo fácilmente con sólo mostrarle alguna golosina o premio que sepas que le encante.

Con esto tu perro se acercará de manera casi inmediata a ti.

Al ver que tienes algo para ofrecerle se le hará más fácil entender que si obedece a tus órdenes obtendrá una recompensa.

3. Pídele que se siente:

Una vez que consigas su proximidad, le das la orden de "sentado" o la palabra que hayas elegido para ello, la cual ya debe dominar y cumplir a la perfección.

Posteriormente lo vas a felicitar sólo con algunas caricias, el premio de la golosina es para que lo asocie con dar la pata, y no con sentarse.

4. Debe aprender a asimilar el "dar la pata" con el premio:

Una vez que tengas a tu perro sentado frente a ti, empieza tomando su pata, de forma delicada y sin hacer movimientos bruscos.

Asegúrate en todo momento de que el perro esté tranquilo y que no empiece a saltarte encima creyendo que están jugando.

Después puedes darle otro premio o golosina para que entienda que puede encontrar premios escondidos a través de esta orden.

Recuerda que en este paso debes hacerlo colocando la golosina en tu mano cerrada.

La mayoría de los perros reaccionan golpeando con su pata la mano que contiene el premio, esto es un buen indicio de que poco a poco repitiendo este proceso aprenderá la orden.

Por el contrario, si a pesar de tus intentos tu perro insiste en tratar de quitarte la golosina abriendo tu mano antes de llevar a cabo la orden completa puedes hacer lo siguiente:

  • Abre tu mano.
  • Deja que se coma el premio o la golosina.
  • Inténtalo nuevamente hasta que lo consigas de manera natural sin presionarlo.

5. Refuerza la orden de dar la pata:

Luego, cambia un poco el procedimiento anterior y en lugar de tomar su pata vas a empezar enseñándole tus manos con los puños cerrados y le dices "dónde".

Tu perro olfateará ávidamente tus manos y rozará con su hocico la mano cerrada que esconde la golosina indicando que allí está lo que busca.

Para ayudarlo, también puedes tomar su pata y señalar con ella la mano donde se encuentra el premio, al mismo tiempo que le dices la orden con la palabra que escogiste para que de la pata.

Debes indicarle la orden siempre en el momento en el que levante la pata, no antes, para que de esta forma pueda ir asimilándola a medida que la practiquen.

Acaricialo y dile cosas como "muy bien" o "bien hecho" una vez que haya realizado la acción de la forma esperada, manteniendo un tono amigable y simpático.

6. Presta atención a la respuesta de tu perro:

En el momento que tu perro descubra la situación o motivo del premio tendrás que ser muy rápido para felicitarlo y premiarlo con una de las golosinas o caricias.

Aclarale que lo ha hecho bien al mismo tiempo que le das el premio, sin sobre-exaltarte.

Es necesario que repitan el ejercicio en múltiples ocasiones.

La golosina es simplemente para incentivarlo al inicio para que te de la pata.

Una vez que lo haya asimilado por completo, podrás hacerlo fácilmente incluso teniendo tus manos vacías, bastando sólo con felicitarlo verbalmente.

7. Considera lo siguiente:

Quizás todo esto pueda parecer un poco complejo, sobretodo si apenas estás empezando a entrenar a tu perro, no obstante, este es un buen método y ejercicio mental para ayudarlo a estimular tanto su inteligencia como el autoaprendizaje.

Estos son algunos aspectos que debes tener en cuenta al enseñar esta orden a tu perro:

  • Posiblemente al inicio, tu amigo se sentirá un poco extrañado o confundido, pero es una reacción bastante normal, sólo se persistente y verás los resultados antes de que te des cuenta.
  • Quizás no todos los perros reaccionen de la misma forma o aprendan en la misma cantidad de tiempo.
  • En muchos casos la cantidad de tiempo que demoren en aprender puede variar según una serie de factores como lo son la raza, edad del perro, entre otros.
  • En cualquier caso no debes desesperarte, enseñarle nuevos trucos a tu perro, a pesar de parecer sencillo, puede ser todo un proceso.

No te excedas con los premios

En este punto es importante destacar el cuidado de la buena alimentación y salud de tu perro.

Intenta premiarlo con golosinas especiales para ellos, que se adapten a su raza, etapa de vida y condición física.

Otro buen consejo es que optes por golosinas que puedas repartir en trocitos o en bajas porciones para no sobre-alimentarlo.

Esto puede traer como consecuencia problemas como la obesidad, por ello lo mejor es que le des premios pequeños que pueda disfrutar sin afectar negativamente su contextura y su salud.

En internet puedes encontrar un sin fin de recetas caseras con las que puedes preparar tus propias golosinas para perro con ingredientes naturales como frutas, carne o algunos cereales.

Duración de las jornadas de entrenamiento

  • No realices jornadas exhaustivas de entrenamiento, con dedicarle entre 10 o 15 minutos diarios es más que suficiente, intercalándolos con juegos, paseos u otra actividad que disfrute.
  • Si se trata de un cachorro, ten en cuenta que su capacidad de atención es un poco más baja que la de un perro de edad adulta y a pesar de estar llenos de energía, se distraen con mayor facilidad, por lo que en estos casos es mejor realizar entrenamientos de unos 5 o 10 minutos todos los días.
  • Puedes dedicar momentos específicos durante el día para enseñarle nuevas órdenes a tu perro, asegúrate de que se sienta relajado y de buen humor antes de comenzar para no estresarlo.

Consejos Extra

Recuerda que lo más importante al enseñarle nuevas órdenes a tu mascota es el refuerzo positivo a través de premios o caricias, así como la constancia y la paciencia.

Sin embargo, hay algunos consejos adicionales que nos gustaría compartirte para que tu y tu perro lleven el proceso de la forma más amena posible:

  • Emplea un tono de voz amigable pero firme al indicarle la orden a tu perro.
  • Realiza las jornadas de entrenamiento en un espacio tranquilo, amplio y donde no tengan ningún tipo de distracciones como personas u otros animales.
  • Felicítalo y dale algún tipo de premio o recompensa luego de cumplir con la orden correctamente.
  • Ten paciencia, enseñarle nuevos trucos a tu perro requiere mucho tiempo y dedicación.
  • Nunca lo regañes ni recurras a la violencia o cualquier método de castigo si ves que le cuesta un poco aprender la orden.
  • Con el tiempo puedes aplicar la orden en distintas situaciones y contextos fuera de las jornadas de entrenamiento, esto le ayudará a recordarla con mayor facilidad.

También te puede Interesar esto 👇🏼👇🏼

Subir

Este sitio web utiliza cookies: Leer Más