Agapornis o Inseparables - Tipos y Cuidados Básicos

Agapornis o Inseparables - Tipos y Cuidados Básicos

Hoy te mostraremos todo sobre los agapornis o inseparables, sus cuidados y variedades.

Los agapornis son pequeños loros provenientes de distintas regiones de África, son muy populares como mascotas, incluso se encuentran dentro de las listas de las mejores aves para tener en casa.

También se les conoce como "aves del amor", este nombre proviene de la palabra griega "ágape" cuyo significado se relaciona a un sentimiento de amor muy puro y fuerte lo que en gran parte se asocia a su carácter dulce y amoroso con su pareja.

¿Quieres tener uno de estos adorables pájaros como mascota? Sigue leyendo y encontrarás todo lo que necesitas saber si deseas llevar uno a casa.

¿Cuáles son los Agapornis?

Son los favoritos para muchos entre las aves de compañía, a menudo llamados aves del amor o inseparables, y se encuentran entre las aves de compañía más coloridas que puedes encontrar.

Los Agapornis realmente son un género que incluye nueve especies diferentes de aves pertenecientes al orden Psittacidae, por lo que técnicamente son loros en miniatura.

Existen varias especies de agapornis en el mundo, pero no todas se pueden tener como mascotas, de hecho, muchos países como España prohíben el tener agapornis en cautiverio por ser considerados como animales exóticos.

Es por ello que antes de pensar en adquirir uno, lo mejor es revisar las normativas de tu país acerca de los permisos y prohibiciones en las aves exóticas como mascotas.

¿Cuáles son los Agapornis?

Características generales

Estos coloridos pájaros tienen ciertos atributos físicos que los caracterizan y los hacen tan especiales, estos son algunos puntos clave que te ayudarán a distinguir a los agapornis de otras especies de aves similares:

  • Son pequeños, miden de 13 a 16 cm de largo y pesan alrededor de 50 gr, aunque esto puede variar según la especie.
  • Con buenos cuidados, pueden vivir entre 10 y 15 años.
  • Alas largas y cuerpo rechoncho.
  • Patas libres de plumas, delgadas que les permiten escalar y trepar con facilidad.
  • Pico redondeado y voluminoso.

Con respecto a las variedades de colores presentes en los agapornis, estas pueden cambiar dependiendo de la especie, actualmente se conocen 9 tipos de agapornis diferentes.

Los 9 Tipos de Agapornis que existen

1. A. Roseicollis

Es una de las tres especies más comercializadas, y por lo tanto, una de las más comunes.

Son de color verde brillante con tintes de rosa o salmón en el rostro, aunque no presentan un anillo blanco alrededor de sus ojos, lo que los diferencia del resto.

2. A. Fisher

También es muy buscado por su colorido plumaje y su facilidad para criarlos y reproducirlos.

Tienen la espalda, pecho y alas en color verde, pero su cuello es de tono amarillo que avanza hasta llegar a un anaranjado intenso y un verde oliva en la parte superior de la cabeza.

Otra característica que resalta es que tienen un anillo ocular mucho más pronunciado, además de que su pico es rojo brillante.

3. A. Personata

Son un tanto similares a los agapornis Fisher, con la diferencia de que su rostro tiene plumas en color negro, es por esto que también se le conoce como "ave enmascarada".

Posee un anillo ocular blanco bastante grande, que junto a su pico rojo contrastan muy bien sobre el tono oscuro de sus plumas.

Las mutaciones de esta especie son las que generan agapornis en colores aún más llamativos como los azules y violetas.

4. A. Nigrigenis

Es una de las especies menos conocidas, ya que su comercialización es poco común.

Físicamente son similares a los Roseicollis con la diferencia de que estos tienen las mejillas en color oscuro, característica que hace que muchos los confundan con los Personata, aunque los Nigrigenis presentan tonos marrones en su frente y coronilla.

5. A. Lilianae

Se les suele confundir con los Fisher, por los tonos verdes y naranjas presentes en las plumas de su cuerpo, pero al fijarse bien se puede notar que los Lilianae tienen la máscara de su rostro mucho más definida, además de poseer un carácter mucho más tranquilo que las otras variedades de agapornis.

6. A. Taranta

Esta especie presenta dimorfismo sexual, es decir, que sus características físicas permiten diferenciar a las hembras de los machos.

Ambos tienen un plumaje mayormente en color verde con algunas líneas negras en las alas y pico rojizo, pero los machos tienen la frente en color rojo intenso mientras que las hembras la tienen completamente verde.

7. A. Pullarius

También reciben el nombre de "Agapornis Cariroja", gracias a la presencia de una mancha en color rojo en la parte frontal de su rostro que se corta justo en la línea del ojo y contrasta con el verde de su cuerpo.

No es común verlos como mascotas, ya que su reproducción es un tanto complicada, lo que dificulta su multiplicación para la venta legal.

8. A. Canus

Es considerablemente más pequeño que el resto de las especies, midiendo 13 cm y pesando tan solo 35 gr.

Es muy fácil distinguirlos del resto, tienen plumas en color verde en la parte baja de su cuerpo y la mitad superior está cubierta por plumas blancas o con tonos grisáceos, aunque esto sólo se observa en los machos, ya que las hembras tienen su cuerpo completamente verde.

9. A. Swinderianus

Es una de las variedades menos comunes en el mundo, ya que se han visto muy pocos en estado salvaje y es muy difícil tenerlos en cautiverio, debido a que su dieta se constituye a base de higos de África.

Desafortunadamente existen muy pocos ejemplares hoy en día y por ello, su venta está totalmente prohibida.

Son de color verde, y las características que los distinguen son la presencia de un collar negro y algunos tintes de azul en su cola.

Los 9 Tipos de Agapornis que existen

Comportamiento

Puede que sean pequeños, pero eso no quita que sean audaces, inquisitivos, curiosos, además de estar siempre llenos de energía.

Mientras que los inseparables no son tan ruidosos como otros tipos de loros, pueden llegar a producir sonidos un tanto agudos y fuertes, en especial cuando demandan atención y compañía.

Se suele creer que los agapornis necesariamente deben tener siempre una pareja, en internet abundan las fotos de las dos aves acurrucadas una contra la otra, lo que alimenta esta teoría.

Si bien forman vínculos profundos con sus parejas, los futuros propietarios deben ser conscientes de que al adoptar a una pareja, estos pueden optar por no interactuar con las personas, ya que estarán completamente concentrados el uno en el otro.

En algunos casos las hembras pueden volverse algo territoriales y agresivas dentro de la jaula, así que tenerlos en pareja no siempre es la mejor opción, aunque no es imposible que logren convivir juntos.

La jaula ideal para los agapornis

Debes tener especial cuidado a la hora de escoger una jaula para tus agapornis, evita comprar jaulas redondas, ya que necesitan de un espacio que tenga esquinas para que puedan mantenerse orientados dentro de ella.

Por el contrario, las típicas jaulas redondas para aves crean una sensación de infinidad en el espacio, lo que hace que se confundan y empiecen a actuar de forma errática.

Tampoco es recomendable colocar espejos dentro de la jaula, ya que al no ser capaces de reconocerse a sí mismos, pueden creer que su reflejo se trata de otra ave de la jaula, y al no poder interactuar con ella pueden experimentar problemas de estrés.

También debes asegurarte de mantener la jaula limpia y en buenas condiciones.

No hace falta limpiarla todos los días, con hacerlo una vez por semana será suficiente, la idea es mantener el suelo, los barrotes y las superficies donde se apoyan limpias para evitar posibles enfermedades a causa de la acumulación de bacterias.

Alimentación de los Agapornis

La dieta ideal para las aves domésticas es una que les proporciona de forma equilibrada varias clases esenciales de nutrientes: proteínas, carbohidratos y fibra, lípidos, minerales y vitaminas.

Para empezar, están las semillas, que constituyen alrededor del 5% de su dieta, estas son algunas de las que les puedes ofrecer:

  • Alpiste
  • Semillas de girasol
  • Linaza
  • Avena
  • Algunos tipos de trigo

Debes tener cuidado con esto, ya que una dieta basada únicamente en semillas puede promover a la desnutrición y algunos problemas de salud en el ave, por lo que es importante complementar su alimentación base con frutas variadas como:

  • Fresa
  • Melocotón o durazno
  • Piña
  • Naranja
  • Mango
  • Manzanas
  • Peras
  • Tomate

También puedes incluir algunas verduras como:

  • Maíz
  • Acelgas
  • Brócoli
  • Zanahoria
  • Calabacín

Recuerda que los alimentos sólidos constituyen alrededor del 12 o 14% de su peso total, puedes distribuir esto con una parte de el pienso o el alimento especializado para aves que elijas para tu ave, y alimentos húmedos con un buen contenido de fibra como las frutas y verduras que mencionamos anteriormente.

Alimentación de los Agapornis

Consejos de Cuidado Indispensables para los Agapornis

  • Obsérvalos todos los días:

Debes pasar algo de tiempo con el ave a diario, no necesariamente debe ser una cantidad enorme de horas junto a él, pero sí unos 5 o 10 minutos y detallar si tiene sus plumas o su pico en buen estado, si le hace falta algo a la jaula, etc.

Puedes aprovechar el momento en el que le estés dando comida o cambiando el agua para poner atención a estos detalles.

  • No coloques la jaula cerca de plantas u objetos peligrosos:

Estos pájaros son sumamente curiosos, por lo que para evitar que se hagan daño, lo mejor es mantener su jaula lejos de cualquier objeto con el que puedan acercarse a curiosear y correr el riesgo de lastimarse, cortarse o intoxicarse.

De igual forma, debes estar atento a tus agapornis si los sueltas por la casa, asegúrate de que no intente mordisquear plantas potencialmente tóxicas o cualquier otro objeto peligroso.

Si tienes otras mascotas en casa como gatos o perros  debes colocar la jaula del ave fuera de su alcance para que no intenten atacarlos.

  • Dale algo de libertad:

Tener aves en casa no necesariamente debe ser motivo para mantenerlas siempre encerradas en una jaula, estos animales necesitan algo de libertad de vez en cuando, en especial si su jaula es pequeña.

A los agapornis les encanta jugar y hacer ejercicio para estirar un poco las alas fuera de su jaula, si los mantienes encerrados todo el tiempo en una jaula pequeña y nunca se les da libertad tienden a volverse neuróticos y pueden desarrollar hábitos de automutilación.

  • Bríndales una alimentación variada:

No todo son semillas, los agapornis también disfrutan de otros alimentos que pueden complementar una dieta sana para ellos.

De vez en cuando viene bien darles algún suplemento o pequeños trozos de frutas o verduras, siempre y cuando cerciorándote de que sean adecuadas para ellos y que no tengan aderezos o condimentos agregados.

  • Colócalos donde puedan recibir luz solar:

A los agapornis les encanta recibir un poco de luz natural durante el día, lo que debes considerar es no colocarlos al sol del mediodía o de la tarde cuando es más fuerte.

Puedes sacarlo al sol o colocarlo cerca de una ventana en las primeras horas del día para que se sientan a gusto con el calor que reciben a través de la luz solar de la mañana.

Otra opción es colocar la jaula de manera que quede una mitad de frente al sol y la otra mitad a la sombra, de esta forma cuando se canse de recibir sol se moverá directamente a la sombra sin problemas.

  • Mantén una buena relación con tu Agapornis:

Puedes incluso hablarle, estos son pequeños detalles que le ayudarán a sentirse mucho más a gusto en casa.

Los agapornis son un tanto sociables, por lo que siempre es bueno tener otras aves cerca para que les hagan compañía, sean o no de su misma especie sin importar que compartan la misma jaula.

¿Los inseparables son buenas mascotas? ¡Tú lo decides! Considera las necesidades y la personalidad del ave para saber si se adapta bien a tu estilo de vida, de esa forma sabrás si puedes brindarle los cuidados que requiere para sentirse feliz en tu hogar.

También te puede Interesar esto 👇🏼👇🏼

Subir

Este sitio web utiliza cookies: Leer Más