¿Cuáles son los mejores peces de agua fría?

Mejores especies de peces de agua fría

Tener un acuario es una de las mejor maneras de incursionar en el mundo de las mascotas, aunque tienes que tener en cuenta ciertos aspectos al elegir a tus peces, por eso en este artículo te contamos cuáles son los mejores peces de agua fría.

Aunque no lo parezca el mundo de la acuarofilia es bastante complejo, por lo que antes de iniciarnos en él, debemos hacer ciertas investigaciones, por ejemplo, debes saber que los acuarios de agua fría tienen cuidados más sencillos que los acuarios de agua caliente.

Sin embargo, algunos dicen que esto no es del todo cierto, pues algunos peces tropicales son más fáciles de mantener, por lo que el agua del acuario será más limpia, aunque hay que tener en cuenta que si son peces tropicales, debes tener el agua a una temperatura un poco más alta de lo normal.

Sin embargo, si hablamos de precios, es más económico tener un acuario de agua fría, pues requiere menos mantenimiento, por ello si vas a iniciarte en este mundo empieza por un acuario de este tipo.

Ten en cuenta que un acuario de agua fría debe tener una temperatura entre los 18 y 24 grados centígrados, lo ideal sería que se mantuviera en 20º. Lo próximo es conocer cuales son los mejores peces de agua fría para empezar con tu acuario.

Por que debería elegir peces de agua fría para mi acuario

¿Por que debería elegir peces de agua fría para mi acuario?

Como pudiste leer más arriba, los peces de agua fría necesitan, en líneas generales, menos cuidados, son más resistentes que los peces tropicales, por lo que soportan mejor las fluctuaciones en el agua (siempre y cuando esté entre el parámetro mencionado).

Además son los que mejor se adaptan a su nuevo hogar, es decir no tienen problemas de adaptación del acuario de la tienda al de tu casa. Por lo que no tendrás que preocuparte por que su salud cambie al llegar.

Por otro lado, son peces bastante pacíficos y tranquilos, sus movimientos son lentos por lo que generan mucha tranquilidad verlos paseando en el acuario, esto atrae a muchos amantes de los peces.

Mejores especies de peces de agua fría

Goldfish

Su nombre científico es Carassius Auratus, Es uno de los peces más conocidos de agua fría, algunos también lo llaman pez cometa o carpa dorada, pues se dice que es descendiente de esta especie de pez.

Se caracteriza por su color rojo, su cuerpo alargado y su única aleta caudal, aunque en el mercado existe una gran variedad de esta especie.

Es originario de Asia y contrario a lo que se piensa por su tamaño, necesitan de un acuario de grandes dimensiones, pues requieren de gran cantidad de oxigeno para vivir felices.

En cuanto a su alimentación, se recomienda que tenga una dieta variada basada en el aporte vegetal, es decir escamas u otro alimento seco junto a alimentos vivos, además podrías agregar vegetales como brócoli, lechuga, espinaca, pepino, coliflor, entre otros.

Su cuidados son bastante sencillos, pero se necesita tenerlos en compañía de algún otro pez pues son bastante sociables. Hay quienes dicen que lo ideal sería tener cuatro, pues si los tenemos en pareja o en tríos pueden pelear entre sí . Pueden llegar a vivir hasta 8 años

Goldfish

Neón Chino

Estos pequeños saltarines son la compañía perfecta para los Goldfish, les gusta vivir en cardumenes de 10 peces, son originarios de Hong Kong, y además de agradables, son muy fáciles de cuidar, por lo que es uno de los mejores peces para iniciar en esto de la acuarofilia.

Son conocidos por sus atractivos colores y por ser muy activos, generalmente se pasan el día saltando en el acuario, por lo que te recomendamos colocarle una tapa a tu acuario para evitar accidentes con estos pequeños pececitos.

Con respecto a la alimentación, prefieren alimentos vivos como nauplios o gusanos, aunque cualquier comida pequeña la aceptan sin problemas.

Son muy resistentes y muy poco propensos a las enfermedades, por lo que su venta es muy extendida en todo el mundo.

Betta Splendens

Anteriormente hemos hablado del lindo pez Beta, y como mencionamos antes es originario de Tailandia y de otros países del sudeste de Asia. Es conocido por sus bellas tonalidades que van desde el rojo, azul o verde.

Aunque sus colores y forma puede variar un poco, pues se ha contabilizado más de 70 tipos de pez Betta, muchas de ellas se encuentran en peligro de extinción hoy en día.

Contrario a los peces Neón y a los Gold, los Betta Splendens son bastante agresivos, por eso es cero recomendable tener dos machos en la misma pecera, lo mejor será tener un macho y tres hembras, teniendo precaución pues se reproducen con facilidad.

Tienen la capacidad de tomar oxigeno de la superficie, gracias a su órgano laberíntico, por lo que son uno de los mejores peces de agua fría, pues se pueden mantener en peceras de mediano tamaño.

Su cuidado y alimentación son básicos, pues estos peces son omnivoros, pueden comer comida seca o comida viva como gusanos, también comen plantas como el zooplancton.

Betta Splendens

Pez Telescopio

Su nombre científico es Carassius Auratus Auratus. Es uno de los peces de agua fría más singulares, pues tiene ojos que sobresalen de su cuerpo, lo que los hace únicos y graciosos. Se dice que ellos son una mutación del Gold Fish. Son procedentes de China,

Contrario a lo que se puede pensar, tienen muy mala visión, por lo que no alcanzan tan fácilmente la comida, por ello debes estar al pendiente que hayan recibido su ración diaria.

En cuanto a los cuidados, debemos poner especial atención a que la decoración del acuario no tenga puntas afiladas pues sus ojos son muy delicados y este tipo de objetos podrían causarle daños.

Por otro lado, necesitan acuarios grandes y espaciosos, con filtros de agua que no generen excesivos movimientos en el agua pues pueden causarle estabilidad en su nado, pues no son buenos nadadores.

Su alimentación es bastante sencilla, puede ser variada entre escamas, alimentos secos y alimentos vivos, aunque deben comer varias veces al día. Tienden a sufrir enfermedades de la vejiga y la enfermedad del punto blanco, esta última es fácil de curar y no representa una preocupación mayor.

Pez ojo de burbuja

Esta especie es similar a los peces telescopio, su principal características es que tienen dos bolsas justo al lado de sus ojos, lo que parecen ser mejillas abultadas.

Estas particulares bolsitas empiezan a desarrollarse de los 6 a 9 meses de vida del pez, cuando alcanzan los dos años las burbujas son lo bastante grandes como para sobrepasar su pequeño cuerpo.

Gracias a esta condición nada muy lento, aunque son muy activos. Por lo tanto, se recomienda acompañarlos con peces que no naden a gran velocidad, pues de ser así pueden quedarse sin su ración de alimentos, ya que alcanzarlas les resulta complicado.

Es importante saber que estas bolsas son muy delicadas, y se rompen con facilidad, por eso, al igual que en el caso de los peces telescopio, conviene tenerlos en acuarios sin decoración que tenga puntas afiladas.

Aunque si una de estas bolsitas se rompe no debemos alertarnos pues vuelven a crecer al cabo de un tiempo. Por otro lado, tienen una perfecta adaptación a temperaturas de agua fría, por lo que no debes preocuparte por su reacción al comprarlos.

Con respecto a su alimentación, debemos proveerle una dieta balanceada, pero mayormente comida seca y no viva, pues como mencionamos antes, no tienen buen nado ni buena visión, por eso debemos asegurarnos que coman poniéndoles la comida muy cerca.

Pez ojo de burbuja

Pez Paraíso

El nombre científico de este pez es Macropodus opercularis, es originario de Asia. Este es uno de los mejores peces de agua fría porque resiste temperaturas de hasta 0 grados centígrados, aunque nunca deberíamos llegar a este nivel de temperatura.

Hay que tener en cuenta que este pez es un poco agresivo y hasta territorial, asi que no puede juntarse en el mismo acuario con otras especies de peces, lo mejor es tener varias hembras y un solo macho.

Su morfología es similar al pez Betta, pues ambos comparten el órgano laberíntico. Se pueden diferenciar fácilmente los machos de las hembras pues el macho es más grande y sus colores son más vivos.

Su alimentación es variada, va desde alimentos secos como escamas o vivos como insectos y larvas, aunque algunos agregan carne cruda a su dieta, pues se trata de un pez muy voraz.

Barbo Rosado 

Este pez es otro de los grandes favoritos en las listas de los mejores peces de agua fría, pues son bastante resistentes, lo que los hace perfectos para criar en cautiverio.

Son pequeños y tienen un llamativo color entre rojo y rosado, es un pez muy activo y con un nado rápido, aunque son bastante pacíficos por lo que pueden ser muy buenos acompañantes en un acuario comunitario.

Les gusta andar en grupo porque son muy sociables, sin embargo, necesitan un acuario grande pues su tamaño lo es, en comparación con otros, pueden llegar a crecer hasta 14 centímetros.

Igual que los Neones Chinos, son peces saltadores, por lo que se recomienda un acuario con tapa. Así mismo te recomendamos agregar plantas vivas al acuario pues estos peces aman mordisquearlas.

Barbo Rosado

Carpa Koi

Es familiar directo del Carpa Común, su origen es de China, aunque es muy popular en Japón. Una de las principales características es que tienen un gran tamaño, pueden llegar a medir hasta dos metros.

Aunque en cautiverio no deben pasar los 75 centímetros, por lo que necesitan un acuario de grandes dimensiones. Son muy voraces por lo que no pueden estar con peces mas pequeños, pueden estar en solitario o con otros de su misma especie o tamaño.

Lo interesante de estos peces es que tienen una esperanza de vida de 25 a 30 años, aunque dependiendo de su cuidado pueden llegar a vivir hasta 50 años, además son muy inteligentes, pueden llegar a reconocer a sus cuidadores.

Sus colores son muy brillantes, y gracias a la cría selectiva hay distintas variaciones. Resisten una amplia variedad de condiciones, como por ejemplo bajas temperaturas de agua.

Se alimentan de algas, invertebrados o crustáceos de pequeño tamaño, lo ideal sería que su dieta fuera variada para que obtenga todas las vitaminas y nutrientes necesarios para mantenerse sano.

Percasol

No son muy buenos compañeros porque son bastante carnívoros y se suelen comer a los peces mas pequeños, sin embargo, son famosos porque pueden sobrevivir en condiciones muy duras, resisten variaciones amplias de temperatura.

No miden más de 20 centímetros en cautiverio, aunque en libertad pueden llegar a medir 40 centímetros. Se recomienda tener en acuarios amplios y con mucha vegetación, si se va a tener acompañado de otras especies asegúrate que sean del mismo tamaño o un poco más grandes que él.

Su reproducción es algo curiosa, pues los machos son quienes construyen el nido para las hembras, y un mismo macho puede engendrar con distintas hembras.

Los huevos de esta especie tienen un periodo de eclosión de 7 a 11 días, luego de este periodo el macho estará listo para comenzar nuevamente el proceso,  por lo que se puede decir que son muy fértiles.

Percasol

Platy

Son recomendados para iniciarse en el mundo de la acuarofilia, pues son sencillos de cuidar. No suelen pasar los 10 centímetros de largo, aunque alcanzan su potencial en acuarios con capacidades de 200 litros.

Son relativamente pequeños, pueden llegar a medir de 5 a 6 centímetros, siendo el macho unos tres centímetros más pequeño que la hembra, de esta manera se suele identificarlos

Les gusta vivir en grupos, por lo que se recomienda tener dos hembras por cada macho. Aunque hay que tener cuidado con la sobrepoblación.

Las hembras se embarazan cada cuatro semanas y pueden tener de 10 a 30 pececitos. Si no tenemos cuidado podemos tener repleto el acuario de estos pececitos de un mes a otro.

Pejelagarto

Esta especie tiene su origen en los comienzos de la humanidad, es decir, es completamente un superviviente, por eso resiste duras condiciones. Su cuerpo es bastante alargado, prácticamente no hay diferencia entre su cuerpo y cu cabeza. Sus dientes son afilados como los de un caimán.

Aunque es muy sociable y tranquilo, no pude convivir con peces más pequeños pues como hemos dicho con otras especies, estos pueden convertirse en su comida.

Contrario a la mayoría de peces que nombramos, tiene su origen en América. Pueden llegar a medir entre 1 y 1.25 metros de largo.

Les agradan los acuarios amplios con mucha vegetación y con poco caudal de agua, pues su nado es tranquilo.

Consejos para cuidar peces de agua fría

Tal y como mencionamos al comienzo, los peces de agua fría son muy sencillos de cuidar, pues no necesitan templar el agua como en el caso de los peces tropicales, con los que necesitamos reproducir la temperatura del agua de sus mares de origen.

Sin embargo, antes de hacer tu acuario comunitario de agua fría debes tener en cuenta si las distintas especies que unirás tienen buena convivencia, o si comparten las mismas condiciones necesarias.

Por ejemplo los peces telescopio serían buenos compañeros de los peces ojos de burbuja, porque ambos deben tener condiciones similares, en cuanto a la decoración del acuario.

Además ten en cuenta que tus peces crecerán, por eso elige un acuario de un tamaño considerable para el tamaño que pueden alcanzar tus especímenes adultos.

A su vez, debes prestar mucha atención a cada uno de los ejemplares, esta es la única manera de que te des cuenta si están enfermos. Un pez solitario, o que es atacado por los otros compañeros, es un pez enfermo.

De ser así, lo más conveniente es separarlo del resto y consultar con un experto para descubrir que sucede, si se trata de una enfermedad real o de una incompatibilidad entre las especies.

Si tienes peces con necesidades especiales, trata de prestarle mayor atención, por ejemplo aquellos que tienen un nado lento no son capaces de pelear por la comida, y los más rápidos suelen quedarse con sus raciones.

Alimentación para peces de agua fría

Otra de las interrogantes que puedes tener es con respecto a su alimentación, como todos los seres vivos lo ideal es que tengan una dieta variada. Ten presente que la alimentación es clave para la buena salud de los peces.

Las opciones que tienes para alimentar peces de agua fría son:

  • Alimentos Secos: Son muy fáciles y comunes de conseguir en las tiendas, puedes encontrarlos en escamas, sticks o granulados, estos son los mejores para colocar en dispensadores automaticos.
  • Alimentos vivos: Estos van desde gusanos pequeños hasta artemias, que son una especie de crustáceo que podemos criar en casa, algunos insectos y gusanos pueden conseguirlos congelados para su mejor almacenamiento.
  • Alimentos Frescos: Puedes complementar su dieta con alimentos frescos como vegetales, puedes elegir desde lechugas hasta brócoli o coliflor.

Requisitos para un acuario de agua fría

Requisitos para un acuario de agua fría

Como en cualquier acuario deberás contar con un filtro que te ayude a mantener la calidad del agua, pues un aumento en los nitritos o nitratos del agua pondrían en riesgo la salud de los peces. El filtro que tengas debe tener la capacidad de usar la cantidad de litros que tenga el acuario.

Dependiendo de la especie, deberás adecuar la iluminación del acuario, aún más si tenemos muchas plantas y peces pequeños, además al mantenerlo iluminado podemos fijarnos con más facilidad como está la calidad del agua.

Necesitarás también plantas de acuario, que además de servirte de decoración, te servirán para que tus pececitos tengan comida variada y un poco de diversión.

Por otro lado, debes agregarle sustrato, pues estos mantienen con vida las plantas y colaboran con la calidad del agua. Aunque en realidad, para los peces no es tan necesario los sustratos, bien pueden vivir sin ellos y esto no ocasionará ningún problema.

También te puede Interesar esto 👇🏼👇🏼

Subir

Este sitio web utiliza cookies: Leer Más